seguimosvivas@hotmail.com

seguimosvivas@hotmail.com
Hasta dentro de lo seco y espinoso nacen flores

sábado, 23 de enero de 2010

HOJAS DE MARIHUANA

Un día en un canal de Tv local veo, para mi sorpresa, que están poniendo un programa sobre el cultivo de la marihuana para fines terapéuticos, pero en plan casero...me senté dispuesta a empaparme de todo: lociones, cremas, mantequilla, recetas de cocina e infusiones...
Resulta que una vez le quitan a la planta los capuchones para los canutos, las hojas que normalmente las tiran (dicen...)guardan las propiedades de la María pero mucho mas suavizadas. Como soy una persona de mente abierta, aunque nunca me he fumado un canuto...(una vez le dí una calada a uno y me supo fatal)cigarrillos he probado desde el celtas cortos para arriba, casi todos pero los porros como que me daban respeto...Bueno pues me digo: lo consulto con un amigo médico...este que sí había probado o prueba todavía "alguna vez a las mil"...me tranquiliza y me asegura que las hojas no tienen peligro alguno, que sus efectos suaves son beneficiosos. Ni corta ni perezosa le digo a mis hijos que si conocen a alguien que tenga alguna planta de marihuana, ellos que creen que es para investigarlos me dicen que no...se lo comento a algunas amigas y Oh! sorpresa, ninguna tenía pero conocían a alguien que sí...Le encargo que me guarden las hojas y ¡Al otro día! en menos de veinticuatro horas tenía dos buenas bolsas llenas...y una macetita con una preciosa planta...

Llego a mi casa con la maceta y el cargamento de hojas secas. Mi marido solo dijo: Foooo!... y mis hijos un ataque de risa porque aunque les dije para qué las quería, decían: Si, Si...
Lo cierto es que pasé de todos y me dispuse a elaborar productos con "el medicamento natural":

-La loción de Alcohol para dolores reumáticos la deseché porque era tan verde que tintaba la piel.
-El aceite de almendras dulces con maceración de hojas sí que resultó viable y muy bueno para masajes. Claro aquí hay que tener en cuenta que los efectos los recibe tanto el que lo da como el que lo toma...Así que según la circunstancia nos ofrecemos a darlo o le damos un poco para que se lo ponga en su casa.

-La crema con extracto de hojas, aceite y parafina o cera virgen, también con las misma indicaciones que el aceite
.
-La mantequilla era algo asquerosilla, seguramente porque no la hice bien.

-Las hojas frescas picaditas las he utilizado en ensalada y en tortilla y estan buenas...y pone, no sé si será algo psicológico porque mi marido y yo sabíamos lo que comíamos. Nos poníamos contentillos y uná de esas noches estrené el traje sado que me compré en un rastrillo con unas amigas que también se compraros el suyo (Ya os contaré).
Para estar segura se lo dí a comer a mi hermano sin que lo supiera, le dió por reir a lo tonto, a veces no estaba segura si lloraba o reía pero no tenía cara de sufrir, el pobre reía con unos lagrimones...menos mal que esa noche se quedaba a dormir. Por la mañana no le dolía la cabeza.

-Lo que mejor funciona el la infusión.
Resulta que algunos fines de semana de los que nos vamos al campo se vienen mis padres y los suegros de mi hermano. Los hombres se van por ahí...pero ellas., mi madre y la suegra de mi hermano se quedan tosdo el día pegadas a mi cuñada y a mí...y no hay mente humana que las aguante a las dos juntas...ellas por separado, como buenas consuegras, se odian, pero juntas contra nosotras y contra todo el mundo se llevan a las mil maravillas...esas bocas no paran en todo el santo día entre comer y refunfuñar. Hemos probado a hacernos la sorda, la loca, la tonta, la mala, la buena...nada, cuando por fín se van acabamos muertas con un pelotazo en la mano o con un espidifen... Cuando vemos desaparecer el coche por la curva, la sensación es como después de un orgasmo. Pobrecillas.

Un día cuando preparaba la bolsa para el campo me digo: ¿y si me llevo las hojas de marihuana secas? ni corta ni perezosa las trituro y las meto en una lata vacía de te que me trajeron una vez de Londres. Cuando llego hablo con mi hermano y con mi cuñada y les propongo el plan. Si algo sale mal, ellos son sanitarios, tenemos coches y unas urgencias a 5 minutos, en principio no tienen ninguna enfermedad que lo contraindique...
Me preguntan si yo las he probado, les digo que mi hermano tambien, la noche de la risa tonta...después de que le convenciera para que no me ahogara, decidimos probar la infusión todos juntos y tomarnos la tensión antes y después...son muy pamplinosos...pero no me pareció mal, nunca esta demás las precauciones. Lo hicimos, nos lo tomamos, nos reimos un poquito (la tensión bajó algo) y dormimos toda la noche como troncos.

Los abuelos llegaron antes de que nos levantarámos y ahí tuvimos la primera: que qué horas son estas para estar recalentando la cama, que a que hora íbamos a hacer la comida, que vaya gandulas...que está muy feo que las mujeres se levanten a estas horas, que todavía teníamos a los maridos sin desayunar (ellos tambien acababan de levantarse)...Como si tuvieramos telepatía decimos a la vez: Anda que os vamos a hacer un poquito de té para que se os caliente el estómago...

Mano de santo. Estaban allí las dos sentadas en el porche, mirando el horizonte, hablaban despacito de vez en cuando...bostezaban...
-¿Como os ha sentado el té?
-Estaba muy rico.
-¿Quereis algo, estais bien?
-Hace un día estupendo, que bién se está aquí...vamos es que ni me duele hoy nada.
-Pues yo tengo una conformidad...

Ni que decir tengo que el "té" no nos falta en el campo...no es que se lo demos siempre pero si bastante...lo vamos mezclando con otras hierbas de infusiones según nos apetece para ir cambiando sabores y efectos, ninguno ha sentado mal a nadie.
En vez de agua infusionar con leche que extrae mejor los principios activos.

Casi siempre tengo una planta criando, siempre me sale macho, osea, que no produce capuchones de resina que ni falta que hace porque solo utilizo las hojas que además son preciosas.
No hemos observado efectos de dependencia.
Como tienen alrededor de ochenta años ya no creo que les de tiempo a engancharse.

Y no, no nos remuerde la conciencia porque se sienten mejor, toman menos pastillas, ellas están mas a gusto con nosotras e incluso nos apetece que vengan.
A saber las hierbas que les ponen a las bolsitas esas tan agradables que venden en las tiendas...hierbas medicinales, pues como las hojas de marihuana...

Ya sabéis, si podeis en vez de una pastilla...una infusión de María. En vez de un porro...un masaje con María.

Por si a alguien se le va la mano, un antídoto eficaz es el vinagre.


Abrazo de Carmina

4 comentarios:

Laura dijo...

Me lo he pasado muy bien leyendo tu artículo, iba buscando efectos de la infusión de hoja de marihuana, y solo encontraba foros con un montón de datos contradictorios.
Os ayuda a dormir?? os abre el apetito?

Laura dijo...

otra cosa, pera gente con la tensión alta tomando medicamentos...sabes si va bien?

CARMINA dijo...

Hola Laura, gracias por tus palabras.
Te rerspondo a los dos comentarios:
Los datos contradictorios que has encontrado puede deberse a los diferentes efectos según la persona que la tome.
El efecto relajante puede ayudar a dormir.
En cuanto al apetito los datos son insuficientes.
Si se está tomando medicacion para la hipertensión hay que tomarla con precaución pues puede potenciar el efecto del medicamento.
De todas formas la infusión de marihuana tiene unos efectos muy suaves, nada que ver con fumarse un canuto. Puedes probar una vez y valorar los efectos personalmente.
Mejor si lo haces en la mitad del intervalo entre medicaciones cuando la interacción es baja.
Personalmente la uso como una infusión cualquiera, dependiendo de mi estado de ánimo.
No crea adicción.
Un abrazo y quedo a tu disposición.

MARÍA PAZ GARAY SALAZAR dijo...

Hola Carmina:
¿Me puedes decir cómo haces el te?
Yo lo quiero para relajar y para paliar los efectos de la quimioterapia de una persona de unos 70 años.
Nunca ha fumado.
Muchísimas gracias.
MaríaPaz